Ambos prototipos se impulsaban con un motor de tres cilindros, con 800 cm3 y 60 CV. Una característica llamativa del modelo de cuatro puertas era el frontal sin parrilla y con los faros superpuestos.