Como el modelo histórico, el Mini Spiritual de dos puertas solo medía unos 3,0 metros de longitud. Sin embargo, el principio original se había invertido completamente: ahora el motor estaba en la parte trasera y el eje motriz era el posterior.

El diseño recordaba ligeramente al Mini tradicional, pero parecía bastante arbitrario. Más de uno considera que se parecía al Daewoo Matiz. El responsable estético fue Oliver Le Grice.