En este concept car destacaban los grandes faros redondos y la parrilla hexagonal. Además, este biplaza con volante a la derecha tenía un motor en posición central.

¿Este diseño hubiera tenido éxito como modelo de producción? Probablemente, no. Parece demasiado pomposo y habría pasado rápidamente de moda.