El último de la lista es un modelo europeo, más concretamente el Volkswagen Golf GTI de cuarta generación, que en este caso no tenía un motor de 1,8 litros, sino un 2,0 litros atmosférico, con 115 CV y 172 Nm de par.

Disponible por 8.000 dólares desde el comienzo del modo Underground, era un coche rápido en aceleración, aunque no tenía una gran velocidad punta. Con modificaciones, eso sí, podía convertirse en uno de los vehículos más veloces del juego.