En la última carrera real del Modo Underground debías mostrar todas tus habilidades y exprimir al máximo un vehículo muy rápido, el Nissan 350Z. Bajo el capó escondía un 3,5 litros V6 (VQ35DE) con 287 CV de potencia y 363 Nm de par. Un coche muy veloz en aceleración y también muy estable.