Al arrancar el modo 'Historia' del Need For Speed Underground original, aparecía un coche que no era otro que el Honda Integra Type R, uno de los deportivos más interesantes de su época, que en Estados Unidos se vendía bajo la marca Acura.

Las versiones japonesas de aquel modelo estaban propulsadas por un motor 1.8 VTEC de doble árbol de levas en cabeza, con código interno B18C, que de serie ofrecía 200 CV y 182 Nm de par motor máximo. El coche lo podías desbloquear en el juego al enfrentarte al evento número 53 ('Go Jose') del modo Underground.