El famoso presentador y showman de la televisión americana, Jay Leno, también es un gran aficionado a los automóviles y es propietario de una enorme colección de coches de todo tipo, tanto clásicos como modernos. En 2014, añadió a su colección un Ford Bronco de 1968, que ahora ya está totalmente restaurado (por Ford Performance), y de hecho apareció en el SEMA Show de 2019.

El coche fue equipado con suspensión y frenos modernos, transmisión 4x4 reforzada y con un motor 5,2 litros V8 con compresor, tomado directamente del Shelby Mustang GT500, aunque asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades.