La marca de Ingolstadt ya cuenta en su catálogo con SUV eléctricos, pero el próximo año se sumará una opción más asequible, el llamado Audi Q4 e-tron, que será la alternativa premium al ID.4 de Volkswagen, basado también en la plataforma MEB del Grupo VAG.

Se espera que recurra a dos motores eléctricos, uno por eje, para conseguir tracción total, con una potencia combinada similar a la del prototipo, es decir, 306 CV. Aquel concept, además, anunciaba una batería de 82 kWh, así como una autonomía en ciclo WLTP de hasta 450 kilómetros y capacidad de carga rápida a un máximo de 125 kW.

  • Potencia: 306 CV (prototipo)
  • Capacidad de batería: 82 kWh (prototipo)
  • Autonomía WLTP: 450 km (prototipo)
  • 0-100 km/h: 6,3 segundos (prototipo)
  • Velocidad máxima: 180 km/h (prototipo)