Introducido en 1964, el Porsche 911 es el mejor representante del motor trasero y la propulsión posterior. Desarrollado por Ferdinand Porsche como una versión más potente del 356 en 1959, el vehículo se presentó en el salón de Frankfurt de 1963, con un motor 901 de un solo ventilador.

Posteriormente evolucionó hasta un propulsor de seis cilindros enfrentados (bóxer). Después de que se fabricaran 82 unidades, originalmente planeado como 901, el nombre cambió a 911. El 'Nueveonce', cuyo concepto básico siempre ha sido un motor bóxer de seis cilindros montado en la parte trasera, nació con unidades refrigeradas por aire, hasta la generación 996, a partir de la que optó por la refrigeración con agua.

En términos de potencia, la primera versión desarrollaba 130 CV, mientras que el actual 911 Carrera S disfruta de 450 CV.