Junichiro Hiramatsu no es una estrella en el sentido estricto de la palabra, pero ciertamente lo es para los fans de la marca, que lo conocen como uno de los más importantes coleccionistas vivos de Ferrari. Por lo tanto, no es de extrañar que haya sido él quien inauguró el programa de Proyectos Especiales abierto por la firma italiana en 2008.

El SP1 es una reelaboración del F430 que no parece buscar ninguna inspiración particular en el pasado, aunque la banda inferior negra que se ensancha en la zona trasera recuerda el patrón EC del SP12.

El diseño se debe a Leonardo Fioravanti, antiguo diseñador de Pininfarina bajo el cual diseñó varios modelos del Cavallino, que ha reinterpretado las líneas del 430 "estirando" de ellas un poco más en un estilo vagamente oriental.