Uno de los más sorprendentes fue este coche fue construido, en 2012, para el músico Eric Clapton (de ahí las iniciales EC) sobre el chasis del 458 Italia. El estilo de la carrocería recuerda al estilo 'BB', las berlinettas con motor "plano", en particular el 512 BB, al que el diseño de los faros, las ranuras en el capó delantero, la cubierta del motor, las luces y los paneles laterales bicolores, nos recuerdan inevitablemente al primer BB.

Clapton también hubiera querido un motor de 12 cilindros, algo que sin embargo no fue posible ya que el compartimento del modelo inicial no pudo albergarlo. Sin embargo, creemos que no tuvo problema con los 570 CV y el sonido del último V8 atmosférico fabricado por Ferrari, antes del cambio a la era turbo.