Aprovechando este modelo, queremos resaltar la pena que tenemos por la desaparición de las carrocerías de tres puertas en los utilitarios y compactos. Sabemos que no son altamente demandadas, pero lucían una estética pasional que, personalmente, me agradaba mucho.

Volviendo al Scirocco, era un modelo de solo cuatro plazas y con un maletero bastante justo, pero ofrecía unas vías más anchas que el Golf del que derivaba, con lo que se disfrutaba de un notable dinamismo. ¡Abogamos por su regreso a la vida!