Desde que entró a formar parte del Grupo PSA, Opel se encuentra inmersa en un proceso de máxima rentabilización económica. Es decir, no se puede permitir 'derrochar' ni un euro en versiones de nicho.

Por eso, parece muy difícil que se vaya a desarrollar un Corsa OPC (Opel Performance Center). La única esperanza es que se fabrique un Peugeot 208 PSE (Peugeot Sport Engineered) y la marca alemana aproveche esos mimbres. Veremos...