No hay que ser un lince para descubrir al primer vistazo la estética deportiva de esta versión. Los paragolpes específicos, el spoiler trasero, los faldones laterales, las llantas de aleación de hasta 19 pulgadas (con neumáticos 235/35 R19) y la doble salida de escape, entre otros componentes, acercan al conjunto a un hipotético Serie 1 M, que lamentablemente jamás veremos. 

¿Te gusta el color de nuestra unidad de pruebas? No nos extraña nada, porque le sienta al coche como anillo al dedo. Se llama Misano Blau metalizado y cuesta 797 euros.