La línea M Sport incluye elementos especiales, como el retrovisor exterior del conductor, que proyecta luz LED al suelo, o las manillas de las puertas iluminadas. 

Por cierto, si estás interesado en saber las prestaciones oficiales de esta variante de gasóleo, el coche firma una velocidad punta de 216 km/h y una aceleración de 0 a 100 en tan solo 8,4 segundos. 

También hay que destacar que la potencia máxima la ofrece en un rango muy amplio: entre 2.500 y 4.000 vueltas. Lo mismo sucede con el par motor, 350 Nm, disponible entre las 1.750 y las 4.000 rpm. De este modo, no nos extraña la gran fuerza que el bloque proporciona casi desde el ralentí.