El pasado mes de junio, Ford nos mostró la versión de producción del Puma, pero faltaba la versión deportiva del SUV urbano de la firma del óvalo. 

Las diferencias respecto a un Puma 'normal' son un splitter delantero específico, dos tubos de escape en la zaga y debajo del capó un intercooler más grande.

El Puma ST también usará el motor del Fiesta más deportivo. Eso significa un propulsor de gasolina, con tres cilindros, turbo y 1,5 litros de cilindrada, capaz de desarrollar 200 CV y 290 Nm de par motor. La caja manual de seis velocidades se encarga de transmitir la potencia exclusivamente a las ruedas delanteras. Oficialmente, conoceremos el coche a finales de septiembre.