La nueva generación del Mercedes-Benz Clase S aporta toda una serie de innovaciones técnicas. Entre ellas se incluye, por ejemplo, el chasis activo, que puede levantar la carrocería ligeramente justo antes de un impacto lateral.

La 'Digital Light' es capaz de proyectar avisos de advertencia en la carretera. Mientras, en el interior, una evolución del sistema MBUX ofrece unas pantallas multimedia a la vanguardia del segmento. 

Por el contrario, poco ha cambiado con los motores. Las versiones de seis cilindros estarán disponibles para su estreno comercial. Los motores V8 y el híbrido enchufable llegarán más tarde. La opción del motor V12 ha desaparecido... aunque la versión AMG está por llegar.