Hoy en día los asistentes de aparcamiento son muy habituales, y hace ya años que modelos generalistas ofrecen la posibilidad de aparcar casi de manera automatizada. En el caso de este nuevo Clase S, el sistema es bastante más avanzado.

El llamado Intelligent Drive Pilot incluye un piloto automático de nivel 3, y esto permite que el asistente de aparcamiento pueda calcular el espacio disponible entre dos coches ya aparcados, pero también entre las líneas de la calzada. Además, los pasajeros pueden incluso salir del vehículo mientras éste se introduce de forma automática en el hueco de aparcamiento, con supervisión del conductor, a través de la propia llave.