El equipo Alpine se incorporó a las 24 Horas de Le Mans en 1978, con el Renault Alpine A442B, y fue el primer equipo en utilizar un motor turbo en competición, con el A110 especial, pilotado por Thérier, en 1972. Esta tecnología fue empleada también en Le Mans, y a partir de 1971, surgieron una serie de prototipos abiertos de competición, estilo barqueta, además de modelos de Fórmula 2 y Fórmula 3. El equipo también entró en Fórmula 1, en 1977.