En 1991 se lanzó el que fue el último coche de calle de Alpine, al menos hasta el posterior lanzamiento del A110, en 2017. El modelo era, básicamente, un derivado del Alpine GTA V6, aunque con cambios en el chasis y equipado con aire acondicionado o dirección asistida. Se fabricaron 818 ejemplares, 67 de ellos con volante a la derecha. 

Después del A610, la fábrica de Alpine se centró en la producción de Renault Sport Spider. La planta de Dieppe, que concluyó el último A610 el 7 de abril de 1995, se dedicó a la fabricación del Renault 5. Vendidos en el mercado británico con el nombre de R5 Gordini debido al citado Sunbeam Alpine, los derechos de estos coches en Gran Bretaña se transfirieron posteriormente a PSA Peugeot Citroën.

La planta de Dieppe, que produjo modelos especiales R5 Turbo en la década de 1980, se centró más tarde en la fabricación de los Renault Clio Williams y Renault Sport Spider. Las primeras versiones del Clio 2 (como RS 172, RS 182 y Clio V6) también se produjeron en Dieppe. También se trabajó para un nuevo modelo Alpine, A710 Berlinette 2, entre 1989 y 1995, pero después de que solo se produjeran dos prototipos, este vehículo nunca salió a la carretera debido al alto coste del proyecto.