Se le definió, en modo irónico, como 'el Audi TT de los pobres', pero dejando a un lado ese calificativo poco afortunado, esa definición oculta, en realidad, un elogio. El atractivo coupé francés, nacido de la primera generación del 308, en 2010, tenía todo el atractivo de un deportivo premium.

Gracias también a elementos 'decorativos' llamativos, como los acabados de aluminio o el alerón eléctrico retráctil, el modelo francés consiguió cautivar a los aficionados.

La oferta mecánica, con motores de gasolina 1.6 THP de 115 a 165 CV, además de uno turbodiésel, 2.0 HDi de 163 CV, respondían a las necesidades del gran público. Ademas, después del restyling de 2015, se añadió a la familia el RCZ-R de 270 CV. En la actualidad, los precios en el mercado de ocasión oscilan entre los 12.000 y los 18.000 euros (sobre 24.000 euros para el RCZ-R), aunque suelen ser unidades con bastantes kilómetros.