En los, aproximadamente, tres años que estuvo a la venta, el modelo italiano supuso un soplo de aire fresco para la oferta comercial de la marca, reinterpretando las líneas de uno de los modelos más queridos en la historia de Fiat.

Fabricado sobre la base del Mazda MX-5, del que aprovechó su excelente chasis, incluyó el motor de gasolina MultiAir 1.4 turbo de 140 CV y la caja manual.

Dejó de fabricarse a finales de 2019, aunque todavía puedes encontrar alguna unidad en stock, con un descuento suculento. Mientras estuvo a la venta, los precios oscilaban entre los 27.000 y los 30.000 euros.

No obstante, si estás interesado en uno, puede que lo mejor sea que busques la versión Abarth, con 170 CV, que ya está siendo muy interesante para muchos aficionados y coleccionistas. Actualmente, puedes encontrar unidades desde 17.000 euros, en buen estado y con pocos kilómetros.