Comenzamos la lista por una de las berlinas con un tacto de conducción más deportivo. En su reciente restyling, el Alfa Romeo Giulia abandonó la caja manual y, aunque hay opciones de gasolina y turbodiésel de hasta 510 CV (versión Quadrifoglio), siempre van vinculadas a una transmisión automática con convertidor de par, de ocho velocidades.