El modelo disfrutaba de una carrocería coupé, de dos plazas, procedente del Porsche 911, con el motor ubicado en posición posterior y sistema de propulsión trasera.

Lamentablemente, en 2009, RUF anunció que abandonaba el proyecto definitivamente, tras el anuncio del eRUF Greenster en el salón de Ginebra de 2009.