La firma alemana siempre se ha distinguido por ofrecer interiores sumamente vistosos, como el que puedes apreciar en la imagen, con la tapicería de cuero en color rojo.

El resto de elementos no diferían demasiado de un 911 997, aunque disfrutaba de un pedalier en aluminio pulido, volante con inserciones de fibra de carbono y techo en tejido Alcantara de color negro.