El RUF Dakara contaba con elementos exclusivos llamativos. Por ejemplo, en el exterior destacaban las ópticas principales, procedentes del 911 (997), la impresionantes llantas de aleación de 22 pulgadas, así como los elementos aerodinámicos que conseguían lucir una carrocería única.

En el interior, también llamaban la atención los asientos deportivos específicos tapizados en cuero, las cámaras frontal y trasera o un sistema multimedia premium con televisión, reproductor para iPod o conexión a Internet, todo de serie, obviamente.