En el interior, el RUF 3400S también contaba con elementos específicos, como los asientos de tipo baquet procedentes del 911 GT3, la tapicería de cuero o un techo con accionamiento eléctrico que se desplegaba en apenas 12 segundos.

El vehículo se presentó en 1999 y más tarde, RUF mostró una evolución, denominada 3600S, con un motor de mayor cilindrada.