• Velocidad máxima: 321 km/h - 199 mph
  • Aceleración: 0-96 km/h - 3,4 segundos

Desde la década de 1980, la NASCAR ha estado limitando la velocidad máxima de los vehículos para garantizar la seguridad. Además, el peso de los vehículos también es una desventaja.

La velocidad máxima registrada en esta competición con los vehículos existentes es de aproximadamente 321 km/h. Esto significa que son considerablemente más lentos que un F1 o un monoplaza de la IndyCar.

Los modelos de la NASCAR también tienen la peor aceleración, de 0 a 96 km/h (60 mph), en 3,4 segundos.