• Velocidad máxima: 280 km/h - 174 mph
  • Aceleración: 0-100 km/h - 2,8 segundos

La segunda generación de monoplazas del campeonato de Fórmula E tiene una velocidad más baja que el resto de categorías. Actualmente, pueden alcanzar los 280 km/h de velocidad punta.

Eso se debe, en parte, a que el vehículo fue diseñado para poder correr por las calles estrechas de los circuitos urbanos, no en las pistas anchas donde se miden los Fórmula 1 o los vehículos de la IndyCar.

Por esta razón, no es posible comparar su rendimiento con un F1. La Fórmula E está diseñada para el combate cuerpo a cuerpo y el enfoque no es conseguir la máxima velocidad. Sin embargo, los monoplazas de Fórmula E pueden acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos. Esto los sitúa en una posición similar a MotoGP y a la F1.