El debut de la siguiente generación del M3 tuvo lugar un año y un par de meses después de que se suspendiera la producción del E46. El coupé E92 se presentó en el salón de Frankfurt de 2007.

La gama (poco después aparecieron el descapotable E93 y el sedán E90) estaba impulsada por un V8 atmosférico, de 4,0 litros, con 420 CV y 400 Nm. Todos los formatos aceleraban de 0 a 100 km/h en menos de 5,0 segundos. 

Por primera vez, una versión automática (con la caja SMG III) completaba esta maniobra de forma más rápida que la manual: 4,6 frente a 4,8 segundos. 

La producción en serie de esta familia, entre 2008 y 2013, alcanzó los 70.000 ejemplares. En términos de popularidad, esta generación nada tuvo que hacer frente a la E46.