El ambicioso plan de revitalización anunciado por Lotus en 2010 incluía el lanzamiento de seis modelos. Cuatro de ellos eran deportivos con nombres históricos (Elise, Elan, Elite y Esprit) y estaban complementados por un coche urbano y por una elegante berlina llamada Eterne.