No es habitual encontrar en la categoría modelos con tracción a las cuatro ruedas, pero este EcoSport sí que puede presumir de ello. En condiciones normales, el todocamino urbano se comporta como un tracción delantera y solo cuando se necesita, por baja adherencia o pérdida de tracción en el eje delantero, se convierte en un tracción total.

Gracias a este sistema, el EcoSport ofrece una versatilidad mayor que la de muchos de sus rivales, permitiéndole adentrarse por pistas o caminos rotos, inaccesibles para SUV con tracción delantera.