Al ver la foto, muchos pensaréis que el Impreza no es un modelo que genere debates desde el punto de vista del diseño. En la redacción consideramos que peca de sobriedad, sobre todo teniendo en cuenta anteriores entregas de un modelo que puede presumir de haber sido campeón del mundo del WRC en los años 90.