En nuestro mercado, aún se pueden adquirir las últimas unidades del Octavia 2017, que llegó marcado por los faros divididos del frontal. En un intento por mostrar un coche más sofisticado, los diseñadores de la marca checa aplicaron esta solución (ya vista en el Mercedes-Benz Clase E), que no fue del agrado de todos.