Para muchos, la vista lateral de este MINI alargado es un verdadero sacrilegio, porque rompe con la línea corta del modelo tradicional, pero también es cierto que el coche se vende muy bien, ya que se gana mucho en el apartado práctico.