Más de uno se llevará las manos a cabeza por el hecho de que un Ferrari forme parte de esta lista, pero lo cierto es que a algunos en la redacción (entre los que me incluyo) no les acaba de convencer el frontal del Roma. 

La marca italiana ha arriesgado en el diseño del vehículo, algo que siempre se agradece, y estamos convencidos de que el deportivo será un objeto de deseo tan codiciado como otros modelos del 'Cavallino Rampante'.