Los chinos también se atreven a clonar limusinas, como puedes comprobar aquí mismo. El H9 toma trazos y soluciones estéticas del Mercedes-Maybach S 600, pero también de Cadillac y hasta de Rolls-Royce. 

Curiosamente, emplea motores de origen Audi. El de acceso es el archiconocido 2.0 TFSI con 252 CV, mientras que el más potente, el 3.0 V6 TFSI, entrega 272 CV. El 'dineral' que habrá recibido la marca alemana por ceder estas mecánicas...