Algunos modelos Geely son muy interesantes, porque emplean plataformas y motores de Volvo. Este es el caso del Icon, que recuerda poderosamente al Citroën C5 Aircross... hasta en los Airbump laterales. 

Este todocamino se impulsa con un propulsor de la firma nórdica, un bloque de gasolina turboalimentado, con tres cilindros, que cubica 1,5 litros y desarrolla 177 CV.