El nuevo Renault Clio también sigue estando disponible con motor turbodiésel y la versión que consigue las emisiones más bajas es el dCi 85 con caja de cambios manual. Anuncia solamente 95 gramos de CO2 y supera por poco al Volkswagen Polo TDI. Sin embargo, el Clio TCe 100, versión bifuel (gasolina y GLP), obtiene un resultado mejor: solo emite 94 gramos de dióxido de carbono.