Seguimos con otra marca italiana. Juan Manuel Fangio, que se proclamó campeón en 1954, en realidad no lo logró con Maserati, sino que completó las tres primeras carreras de la temporada con la marca italiana y ganó las otras dos carreras con Mercedes.

La aventura de Maserati en la F1 duró hasta 1969. En ese tiempo consiguió nueve victorias y dos campeonatos de pilotos.