La firma del óvalo azul nunca ha participado en la Fórmula 1 como escudería oficial, pero ha proporcionado motores a varios equipos desde la década de 1960 hasta 2004. El primer campeonato de motores firmados por Ford llegó con Lotus en 1968.

Ford, que trabajó con Stewart Racing, el equipo del tres veces campeón del mundo Sir Jackie Stewart, compró el equipo en 2000 y participó en la parrilla con el nombre de Jaguar Racing. En este proceso, el equipo, que no tuvo mucho éxito a excepción de algunas buenas clasificaciones, sí que jugó un papel fundamental en 10 campeonatos de fabricantes conseguidos por varias escuderías, gracias a sus motores.