El segundo Toyota de este ranking tan peculiar y particular es un Prius de 2007, que ejerció de taxi en Viena durante seis años, aproximadamente, para lograr el millón de kilómetros. El dueño pretendía superar los dos millones, pero desconocemos si lo pudo lograr o no.