El proyecto SkyDrive de Toyota es un poco controvertido. Las primeras noticias sobre un coche volador de la casa japonesa se remontan al año 2017, afirmando que en 2018 llegarían los primeros prototipos de pruebas y que en 2020 volarían con motivo de los Juegos Olímpicos de Tokio (cancelados debido a la pandemia).

Pero lo cierto es que no hemos sabido nada del cuadricóptero de Toyota entre 2018 y 2019. Tal vez la fase de pruebas está llevando más tiempo y más esfuerzo del esperado. Además, el parón sufrido por la crisis sanitaria tampoco ha ayudado a finalizar este coche volador.