La marca de la estrella está invirtiendo en un proyecto en común, en lugar de desarrollar su propio prototipo. El vehículo en cuestión se llama Volocopter e hizo su primer vuelo a Dubái en 2017.

Entre otras multinacionales, Geely, propietaria china de Volvo y Lotus, también está en la lista de inversores de este plan volador.