¿Mezclar una berlina con rasgos de un coupé? La idea podía considerarse alocada, pero viendo el CLS y, sobre todo, los resultados de ventas que obtuvo desde 2004, Mercedes-Benz dio en el clavo. De hecho, la casa de Stuttgart pilló completamente 'en fuera de juego' a Audi y BMW, quienes tardaron en reaccionar con el A7 Sportback (año 2010) y el Serie 6 Gran Coupé (año 2011).