El T.50, como el McLaren F1, tiene unas puertas verticales, también llamadas diédricas o de tipo alas de mariposa, y resulta curioso que los compartimentos que hacen de maleteros, a ambos lados, también se abren de esta curiosa forma. Lo bueno es que tanto las puertas como los maleteros, se pueden abrir de manera independiente, a través de la llave.