Si no ves necesario recurrir a un motor turbodiésel BlueHDi por el número de kilómetros anuales, el dúo conformado por el propulsor turboalimentado de gasolina PureTech 130 CV, con tres cilindros y 1,2 litros, más la transmisión automática con convertidor de par EAT8, de ocho velocidades, resulta muy convincente.

La mecánica rinde muy satisfactoriamente y el cambio, con modo manual a través de levas, también cumple su cometido de forma eficaz. Si perseguimos el mínimo consumo posible, se puede activar el programa Eco a través de un botón situado en el salpicadero.

Lo normal es realizar un gasto de 7,0/7,5 litros cada 100 kilómetros en una conducción mixta, mezclando ciudad y carretera. En materia de prestaciones, el Berlingo Talla M declara 200 km/h de velocidad máxima y 10,7 segundos para acelerar de 0 a 100, registros suficientes para realizar largos desplazamientos con seguridad.