No vamos a explicar de nuevo el origen del nombre del fabricante de Stuttgart pero, sin embargo, su logotipo, representado por una estrella, merece algunas pequeñas explicaciones.

Se dice que en el siglo XIX, Gottlieb Daimler envió una postal a su esposa en la que indicaba el lugar de su residencia por medio de una estrella. En su relato escribió: "Un día esta estrella brillará en nuestras fábricas triunfantes". Así es como nació el emblema de Mercedes-Benz, y apareció por primera vez en un coche en 1910. Cabe señalar que los tres 'brazos' de la estrella representan la tierra, el mar y el aire.