Las entregas del Volkswagen ID.3, que por tamaño es similar a un Golf, aunque tiene una batalla 14 centímetros mayor, arrancarán en el mes de septiembre. Incorpora un motor eléctrico en el eje trasero, de hasta 204 CV, y habrá tres versiones diferentes, con autonomías WLTP de 330, 420 y 550 kilómetros, respectivamente, y baterías de 45, 58 y 77 kWh de capacidad.

La versión de acceso, por debajo de los 30.000 euros, tardará un poco más en llegar, y no estará en el mercado hasta el próximo año 2021.