Con una tonelada de carga aerodinámica a 275 km/h, es suficiente para llevarse el récord al alerón de calle más efectivo. El 'alerón cuchara' del Koenigsegg Jesko, como lo denomina la marca, es uno de los más extremos. 

Se trata, además, de un sistema de aerodinámica activa, móvil, de manera que puede cambiar su ángulo de incidencia en función de la velocidad a la que se circule. Y por velocidad no será, teniendo en cuenta que este coche esconde un propulsor V8 de 5,0 litros, con más de 1.600 CV y 1.500 Nm.